· 

Universo en física y Universo en metafísica

La palabra “Universo” como concepto es una de las palabras más hermosas y llenas de equilibrio, según mi perspectiva. Esta palabra viene del latín universus que en realidad es una palabra compuesta, por un lado unus que significa uno, el uno, lo uno, es decir, el integral que no admite división, es la totalidad, en términos de David Hume el unus se define como lo que es, es. Por otro lado tenemos versus, lo que gira, trasvierte, fluye en todas direcciones al unísono; es el punto uno donde todo es. Así tenemos que Universo significa el uno o el todo que es en todas partes, en todas direcciones, en todos los ámbitos en todos los tiempos y fuera del tiempo, en todo espacio y fuera de todo espacio.

 

 

Universo en física

 

En física, Universo “simplemente” es la totalidad del todo en todas sus formas espacio-temporales y en todas sus formas materia-energía con leyes físicas constantes (”c”) que lo gobiernan. Según la física moderna, el Universo tiene una edad de 13700 millones de años, cuyo dato siempre va acompañado de una margen de error de  ±120 millones de años, aunque algunos aluden a  ±90 millones de años como margen de error. La variación consiste no en datos erróneos sino en las características propias del cúmulo uno que por definición es indefinible, de ahí que conceptos teóricos y fórmulas matemáticas y físicas varían de acuerdo a las variables utilizadas para la medición.

 

El Universo tiene un diámetro de 93 millones de años luz (un año luz se mide como  9.46 × 1012 km respecto del año juliano que es de 365.25 días) considerando que un año luz es la distancia que un fotón recorre el vacío en un año, distancia que equivale a una aproximación de  299792458 m/s.

 

Llama la atención que el Universo tenga diámetro, lo cual indica que dan por hecho que el Universo es esférico y llama la atención que la distancia se mida usando la variable espacio vacío, y también llama la atención que se use la variable fotón, el cual es por completo cambiante respecto de la masa y la gravedad a la que se enfrente, no corresponde la misma medición de un fotón en el espacio vacío (suponiendo que exista) que un fotón influenciado por distintas gravedades, incidencias y materia, sin embargo, dichos valores son estandarizados.

 

Dentro del Universo todo sin excepción es medible, cuantificable, observable, repetible e identificable, su lenguaje es matemático por lo que también se le llama Universo matemático (¿lenguaje de la Matrix como el lenguaje de un programa de cómputo?).

 

Todo en el Universo tiende al equilibrio, todo en el universo es vacío y todo en el universo es energía, comprendiéndose así al vacío como una forma de energía, más allá de las cuatro formas de energía o fuerzas básicas que lo componen: electromagnetismo, gravedad, nuclear fuerte y nuclear débil. Con el descubrimiento de la partícula Higgs, Bosón Higgs y Campo Higgs (elementos que dan existencia, sustancia y valores naturales de comportamiento a una partícula dada) se confirmó la existencia de la materia como vacío, todo en el Universo es energía, lo que, según la mecánica cuántica en la teoría de cuerdas, energía equivale a un vacío particular.  Todas esas energías o fuerzas tienden al equilibrio para sí y entre sí: Φ=m+H

 

Donde m corresponde a cualquier valor dado, H cualquier punto/valor Higgs y  Φ la resultante del equilibrio en valor de una función, comportamiento de la partícula en el vacío, dado que la partícula es un vacío,  Φ se define como el comportamiento del vacío dentro del vacío, es decir: Toroide.

 

 

De ahí que mi idea personal es que el Universo es un Toroide, no específicamente que tenga una forma circular, sino que en su dinámica de energía en tanto que vacío da como resultante un comportamiento de energía/vacío donde el vacío existe dentro del vacío, es decir, que el Universo es infinito no por extensión sino por continuidad. Subrayo que esta última idea es personal y puede ser cuestionada en cualquiera de sus puntos.

 

Dado que el vacío actúa dentro del vacío, de facto se da como resultante el equilibrio. En términos del lenguaje matemático y físico (en mecánica cuántica) existe una fórmula que para mí es la más elegante y hermosa que he encontrado y que define el equilibrio toroidal del vacío como una fuerza actuando para sí (no eso sólo porque sí que en metafísica y budismo se dice que el universo actúa siempre para sí). El equilibrio como una ley matemática y universal en física se expresa como una función energética equivalente a su función en movimiento, es decir, el toroide siempre e invariablemente será simétrico, estable y equilibrado sin importar la cantidad de fuerza/energía/vacío/movimiento que lo sustente. Tenemos así:

 

Φ=m+H

ΦΨΨ=(m+H)ΨΨ

(m+H)ΨΨ=mΨΨ+HΨΨ

 

Sólo con ver esta fórmula uno entra en equilibrio, en paz y en armonía simplemente con observarla, y es que eso indica la fórmula del equilibrio basada en la ley del equilibrio (en física). Esta hermosa y por demás elegante fórmula implica a la partícula, bosón y espacio Higgs ocurriendo al unísono en equilibrio dando origen a partículas que a su vez darán origen a materia, la cual es vacío.

 

Universo en metafísica

 

Por supuesto que no es metafísica en el sentido filosófico (filosofía occidental moderna)  sino espiritual o filosofía oriental antigua. Se entiende Universo como la Consciencia Una que se manifiesta como un todo, una consciencia con inteligencia propia, consciente de sí misma (aunque en mecánica cuántica se ha descubierto que el Universo es una consciencia inteligente pero no consciente de sí misma, y eso explicaría la tesis de que toda manifestación de vida inteligente en todo el Universo es una manera en que este toma consciencia de sí mismo, o sea, cuando nosotros como humanos e individuos tomamos consciencia del sí mismo, de uno mismo, entonces el universo o esta parte de energía que somos es como toma consciencia de sí mismo).

 

Dicha Consciencia Una e inteligente que lo precede a todo cuanto existe, existirá y ha existido involucra, al igual que el universo matemático, leyes que lo regulan, según registros budistas y tibetanos se definen más de 44000 leyes universales metafísicas que rigen todo cuanto existe físico, no físico, creado, no creado e increado, leyes como la del mínimo esfuerzo, del equilibrio, ley de creación perpetua, etc, muchas de ellas ya las he explicado aquí en mi blog. Sin embargo, para acceder a este conocimiento de manera más didáctica, en la tradición hermética (Hermes Trismegisto) se conciben a estas leyes en siete leyes generales del universo, de las cuales ya también he hablado:

 

    1. Mentalismo

    2. Causa y Efecto

    3. Generación

    4. Ritmo

    5. Vibración

    6. Polaridad

    7. Correspondencia

 

No explicaré cada una de ellas, ya lo he hecho varias veces y no quiero hacer más largo este post de lo que ya es, pero todas aluden a que el universo funciona de acuerdo a una mente, todo es mente y dicha mente crea y crea de acuerdo a la cantidad de energía que se le imprime a un cúmulo de partículas (física y metafísica crossover). En pocas palabras, todos somos el universo, todos somos una sola y misma consciencia (no dualidad) y todos creamos nuestra propia realidad y experiencias de acuerdo a lo que pensamos y sentimos con más fuerza y con más repetición, puesto que pensamientos, sentimientos y emociones son energía ocurriendo, o más específicamente hablando, pensamiento, sentimientos y emociones son energía en tanto que vacío, somos vacío, darse cuenta de ello se llama despertar de consciencia y al instante borra la dualidad, al yo-ego y nos hace aceptar que somos uno con el todo.

 

Pues bien, ahí está mi concepción personal de lo que es el Universo, ya que aquí para todo decimos que nuestros asuntos los dejamos en manos del Universo (Dios, Creación, Consciencia Divina, Consciencia Suprema, Fuente de todo lo que es, etc.). Para mí, dejar en manos del Universo una situación dada es ponerla en manos de esa consciencia única e inteligente que sabe lo que es perfecto para cada uno y para cada partícula energética, sea de energía y materia visibles y no visibles.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0