· 

Registros Akáshikos. ¿Cómo acceder?

 

Un registro es una huella impresa que queda asentada en un lugar y al cual se puede acceder para revisar o consultar lo registrado. La palabra Akasha es una palabra de origen Sánscrito cuyo significado es Éter, el Éter es la energía primordial que lo compone todo, es energía en movimiento y como tal emite un sonido, este sonido es imperceptible al oído humano, debido a que la palabra Akasha está relacionada con el Éter, la energía y el sonido, Registro Akáshiko también significa sonido y lo que se propaga a través del sonido, es decir, a través de la energía.

 

Todo cuanto ocurre, visible e invisible, audible e inaudible, tanto en la parte del Universo tangible como en la intangible, queda registrado, todo lo que sucede en el Universo, dentro, a través y alrededor queda registrado, lo creado, lo no creado y lo increado está registrado; lo que sucedió, está sucediendo y va a suceder ya está registrado.

 

¿Cómo es posible que algo que aún no ha ocurrido ya esté registrado como si ya hubiese pasado? El Registro Akáshiko es Éter y existe en todos los grados, planos y dimensiones, y no existe en la línea tiempo cronológica sino que la trasciende, el tiempo no contiene al Éter, el Éter contiende al tiempo, el Universo lo contiene todo y todo lo contiene al Universo. 

 

Para entenderlo, piense en el Universo y en el tiempo como uno solo y su forma es una esfera, como una infinita esfera de energía y usted está posicionado en el centro de la esfera, una parte de ella es el presente, otra el pasado y otra el futuro; usted estando en el centro de es gran esfera puede mirar pasado, presente y futuro al mismo tiempo, y eso es por la sencilla razón de el el tiempo no existe.

 

Todo lo que se encuentra ahora está siendo registrado, todo es registro, incluso todo el Universo es en realidad un Registro Akáshiko, el registro está en todas partes y en todos lados, el cuerpo que ahora lee estas líneas es un registro de algo que está ocurriendo ahora.

 

CÓMO ACCEDER A AKASHA

 

Dado que usted ya es un registro akáshiko ocurriendo dentro de otro registro akáshiko mayor, es incoherente plantearse esta pregunta, es lo mismo que estando situado dentro de casa se preguntase a sí mismo cómo entrar a casa. Sin embargo hay qué saber ver y leer lo que está dentro de casa. No todos los ojos abiertos ven.

 

Aún así, diremos que para acceder al Registro Akáshiko, es necesario poner nuestra mente en estado meditativo, es decir, sentarse (no acostado) con la espalda firme pero sin forzar nada, respirar y ser consciente de los cuatro tiempos de la respiración: 1. inhala, 2. pausa, 3. exhala, 4. pausa y el proceso se reinicia. Cuando la consciencia es consciente de la respiración, la consciencia se vuelve consciente de sí misma.

 

Luego, dejar que la información comience a instalarse en nuestra mente consciente, todo el proceso es natural, no hay que forzar atrapar la información, ella llega sola, el proceso de “acceder” al Registro es natural pero la consciencia cuando no es consciente de sí es alborotada.

 

Antes de realizar la meditación, deberá tener claro para qué quiere ir, qué desea obtener, qué hará con lo que obtenga, qué beneficio le trae al Universo que usted acceda al Registro. Teniendo claro lo anterior, entonces va a ser más fácil el proceso. Si usted llega a una biblioteca que no conoce, en un país que no conoce, sin saber a qué va, para qué y sin saber para qué necesita lo que no sabe que necesita, entonces ni siquiera podrá entrar a esa biblioteca. Lo mismo ocurre al querer entrar AL Registro Akáshiko.

 

-Manuel Minor

Escribir comentario

Comentarios: 0