Arcontes

 

 

Es el nombre con el que se les conoce a ciertas entidades del bajo astral, cuarta dimensión y realidades paralelas. Son seres que su función es atacar física, emocional, psicológica o energéticamente a alguien o una combinación de varias. Por muy fuertes que parezcan, en realidad sólo son peones.

 

Las personas que vibran en baja frecuencia son las elegidas como víctimas, no sólo porque se atraigan por vibración sino porque las energías de enojo, ira, envidia, rencor, miedo, etc., son un festín para ellos.

 

Algunos atacan el cuerpo físico, otros atacan en sueños mientras la persona duerme, otros atacan poniendo circunstancias de vida que provoquen enojo o miedo a la víctima, otros atacan el cuerpo astral, que son los que producen parálisis de sueño. 

 

Debe saberse que no todas las parálisis de sueño son provocadas por Arcontes, muchas son respuestas fisiológicas autónomas para proteger al propio cuerpo ya que la persona puede lastimarse sin darse cuenta mientras duerme o dormita. En otras ocasiones la parálisis de sueño es sólo el preparativo del cuerpo etérico para realizar viajes astrales. La parálisis de sueño tiene muchas utilidades psicológicas y físicas y no siempre es porque haya algún ataque, pero cuando lo hay es necesario defenderse.

 

La defensa debe ser preparada, trabajada y ejercitada constantemente con anterioridad. Hay tantas maneras de protección como personas haya, cada quien deberá crear su forma de protección o su propio estilo. La más común es envolverse en una luz blanca antes de dormir y quedarse dormidos imaginando (creando) esa luz, debe ser a diario hasta que la mente lo haga por sí sola. Otra manera es activar nuestro centro solar que está en medio del pecho, imaginar a diario una gran luz blanca como un sol en el esternón, de tal modo que cuando haya un ataque disparemos un gran haz de luz hacia el Arconte y fulminarlo, no importa si en el momento del ataque no lo vemos o no sabemos dónde está, ordenarle a nuestro centro solar que dispare hacia el Arconte él lo hará.

 

Deben saber que un Arconte no es un ser diferente de ustedes, ese Arconte son ustedes pero manifestados desde otro plano existencial, o sea, es la propia vibración de ustedes materializada en esos planos de existencia. Es su parte oscura allí manifestada y no desaparecerá hasta que la depuren. En palabras duras pero directas, ese arconte son ustedes. Son ustedes mismos atacándose desde otro lugar, es la parte oscura dentro de su inconsciente.

 

Lo importante es no tener miedo al momento del ataque, ya que el miedo es la droguita de esas entidades, tampoco sentir enojo hacia ellos.

 

ADVERTENCIA

 

Jamás jamás jamás de los jamases intenten atacar a un Arconte ustedes solos, siempre pidan ayuda a sus guías y que él los entrene primero y los ayude a defenderse durante el ataque. Algunos piden ayuda a Arcángeles o Santos. No importa a quién le soliciten ayuda pero solicítenla.

 

-Juan Manuel

Escribir comentario

Comentarios: 0