Depresión

Y la sensación que se percibe como tristeza profunda, apatía, melancolía, no son más que reacciones del cuerpo-mente para llamar la atención de la persona, es como si dijera "hey aquí estoy dame atención y no me abandones"

También aplica para melancolía, tristeza y apatía.

 

Todas esas tienen una misma causa: ausencia de si mismo , o sea, la persona se abandona y el cuerpo y mente lo perciben y se percatan de ello, y es cuando surge depresión. Y no es al revés, los psicólogos y psiquiatras dicen que la depresión causa ausencia de sí y la persona se abandona, pero no es así, es al revés. La persona deprimida (depreciada) se ha abandonado a sí misma previamente.

 

Primero te golpeas y luego te duele, no al revés. Primero te abandonas y luego surge la depresión y no al revés.

Es igual que el dolor físico, si te golpeas te dolerá, porque el dolor es el lenguaje del cuerpo para avisarte que esa zona debe ser atendida.

La sensación de depresión es la manera o lenguaje que el cuerpo tiene para decirte "oye ámame! No me abandones".

La depresión es un dolor en el cuerpo emocional. Aquí en México cuando una persona es fría o indiferente se dice "me tratas con el látigo de tu desprecio"...  La indiferencia es un golpe, uno al cuerpo emocional y ese dolor se siente como depresión, ira, miedo, angustia, ansiedad, desesperación, todas ellas son ramas del mismo árbol y todas ellas tienen un origen interno, no externo. O sea, nadie te ha hecho enojar, nadie te ha puesto triste, eres tú quien se ha abandonado a sí mismo.

El catolicismo no es algo que yo siga, pero hay algo rescatable de ella. Cada que una misa finaliza, el sacerdote dice "la paz sea con ustedes" "La paz sea contigo". Esa frase ya en sí es muy contundente. El sacerdote no dice " Encuentra la paz por ahí" "Encuentra la paz allá afuera". Dice " Que la paz SEA con ustedes".

Y en ese SER CONTIGO MISMO  se encuentra la paz y todo lo demás queda fulminado, eso inhibe a la depresión, miedo, ira, etc.

Puedes quizá sentir depresión, miedo, ira, no importa, es indiferente qué sientas, la causa es la misma para todas esas emociones: la ausencia de sí mismo.

O sea, sé contigo mismo.

Llénense y fin del asunto.

La depresión no es la presencia de melancolía, la depresión es la ausencia de uno mismo, es un vacío, por eso la persona se siente vacía.

Si tienes depresión o melancolía o eres iracundo o temeroso, esa es la alarma del cuerpo diciendo ÁMAME, NO ME ABANDONES.

 

-Juan Manuel

Escribir comentario

Comentarios: 0