· 

Preparación previa para rituales

Antes de iniciar cualquier ritual, debemos tener ciertos cuidados en nuestro cuerpo y energía, estos deben ser saludables y en alta vibración.

 

Se deben tomar en cuenta nuestros tres aspectos que nos componen: cuerpo físico, cuadro emocional y cuadro psicológico.

 

El cuerpo físico es necesario mantenerlo limpio, así como la vestimenta y el calzado que usemos, sin importar el estilo o gustos personales, todo debe estar limpio y en armonía. Cuidar la alimentación es importantísimo. Un Mago de alto rango debe, por obligación, abandonar por completo todo tipo de carnes, al venir de un animal muerto la carne contiene la energía-muerte, y al ingerir carne se ingiere esa energía. En cuanto muere un animal, instantáneamente comienza la putrefacción la cual es ingerida. La energía muerte y la putrefacción (que también es energía, energía de bajísima vibración) se impregna en el cuerpo físico, eso incluye corazón y cerebro, órganos vitales para los rituales de todo tipo, en especial los de sanación. También se impregna en el aura y ésta funcionará de acuerdo a dicha energía. Es fundamental el vegetarianismo e incluso el veganismo. La alimentación vegetariana y vegana es de mucho más alta frecuencia vibratoria que una alimentación que incluya carnes, sean rojas o blancas, Pero para poder ser vegetariano o vegano es necesario primero aumentar la frecuencia del cuerpo durante mucho tiempo para que esté apto para dejar carnes (energía muerte) y aceptar exclusivamente la energía-vida, que es la de los vegetales ya que contienen la luz del sol. Si no se es vegetariano y se desea serlo, se recomienda acudir con un nutriólogo vegano para que guíe el proceso de cambio de régimen alimenticio. Pero una persona acostumbrada a la baja vibración de la carne no podrá convertirse en vegetariano aunque quiera, ya que el cuerpo que está acostumbrado a la frecuencia baja de las carnes pedirá más de lo mismo.

 

En cuanto a las emociones, deben ser también de alta frecuencia, el tipo de emociones que haya, su causa (etiología), qué detonan esas emociones y cómo las procesa la persona (o la falta de procesamiento) a todo eso se le llama cuadro emocional. Por definición la tristeza, enojo, ira, envidia, preocupación, etc., son llamadas "emociones"; por otro lado la alegría, el amor, la bondad, la compasión, etc., se les llama sentimientos. Para muchos sólo existe un sentimiento y nada más: el amor. Todo lo demás es ilusorio (como en el budismo). Ahora no me meteré en filosofar cuáles son emociones o sentimientos y cuáles quedan en una casilla y cuáles en la otra. Lo esencial es la frecuencia vibratoria alta, las etiquetas sobran.

 

En el cuadro psicológico están los pensamientos, ideas, creencias, aprendizajes y en resumen toda información almacenada en nuestra memoria. Igual que en el cuadro emocional, los pensamientos deben ser de alta vibración y deben mantenerse así permanentemente. Excluir de manera radical y permanente toda palabra, idea o pensamiento que no sea positivo, en especial cuando las circunstancias no son agradables.

 

Es entendible que la preparación de un Mago de alto rango no es tan sencilla y requiere de una enorme disciplina, pero piensen en esto: ¿cómo esperar que un ritual o trabajo de brujería realizado funcione de manera óptima, correcta y de manera disciplinada si la mente que lo creó es indisciplinada y de baja vibración? Una mente y un cuerpo físico disciplinados y de alta vibración generarán rituales y hechizos de igual energía.

 

-Juan Manuel