· 

Transmutación de todos los valores

No hay otro modo, no hay otra manera de existir en este Universo si no es a través del amor. El amor es una energía muy específica, siente amor y todo lo verás con diferentes ojos, los ojos del alma.

 

Todas las Leyes Universales no son más que la expresión del amor. Las Leyes Universales no son como los Diez Mandamientos del catolicismo. Puedes olvidar todas las Leyes Metafísicas del Universo, pero si vibras en amor, no romperás ninguna ley incluso si no las conoces y no habrá nada ni nadie que pueda dañarte, en cambio, olvida los Diez Mandamientos y en automático serás un pecador. 

 

Transmutar no significa otra cosa que amar. Y esa es toda la enseñanza universal. El Universo no exige nada que sea complejo, ni siquiera exige nada. El Universo es un gran Buda en meditación, no te invita a estar con él, no te pide nada, no te obliga a nada pero aun así sentirás el deseo de sentarte a meditar junto con él y fusionarte al Buda en ese gran vacío y Nadaeidad que todo lo es.

 

No hay manera de materializar deseos, transmutar energías si no es a través del amor, del silencio interior. Todo lo demás será pasajero. Incluso tú.

 

"En el silencio encontrarás todas las respuestas", pero no porque haya respuestas sino porque en el silencio no hay preguntas, el silencio lo abarca todo, es el amor universal que es libre incluso de sí mismo.

 

Amen, amen con todas sus fuerzas, amen hasta con el odio a flor de piel, amen hasta en sus entrañas, y no habrá nada que pueda detenerlos, " Ama y serás imparable" decía Ramtha.

 

"El silencio es el único Maestro que no te hablará", tampoco te responderá y sin embargo tendrás respuestas.

 

Fluyan con la vida, con el aire, con el cielo, fluyan con el viento y con los ríos. Y si es necesario despojarse de ustedes mismos para poder fluir, que así sea.

 

-Juan Manuel