· 

Cómo invocar a la Santa Muerte

Hay, en general, dos maneras de invocación. La primera es teniendo una imagen de ella, sea en estatuilla (imagen de bulto) o impresa en estampilla, hoja de papel, fotografía, etc. Teniéndola de frente relajar mente y cuerpo e invocarla con palabras o decretos:

 

"En el nombre de Dios yo (dicen su nombre de,  preferencia completo aunque no les guste su propio nombre) invoco a la Santa Muerte, hija de Dios y portadora de la luz, el conocimiento, la sabiduría y el poder divinos. En este momento yo me conecto contigo. Te doy la bienvenida en mi mente y mi corazón"

 

La otra manera de invocarla es mentalmente, esta manera se utiliza cuando no se tiene disponible una imagen física de ella o cuando el mago, el practicante o el devoto ha elevado y desarrollado su consciencia tanto que ya no necesita de herramientas físicas para conectarse o trabajar con ella. El procedimiento es en sí personal y cada quién desarrollará su propio estilo, pero en general el proceso es el siguiente:

 

Debemos tener nuestra mente y cuerpo calmados y en estado meditativo, cerrar los ojos y hacer el mudra de la gratitud, mudra del vacío, mudra de la sabiduría, el mudra de la destrucción o el mudra que se requiera según el propósito de la invocación. Una vez ya estando en estado meditativo (ondas cerebrales de 7 - 14 hz/s) se realiza mentalmente la invocación ya mencionada arriba, pero agregar los comandos adecuados:

 

-Amada Santa Muerte yo permito que leas mis pensamientos

 

-Amada Santa Muerte yo te permito entrar en mi mente, en mi corazón, en mi cuerpo y en mi vida

 

-Amada Santa Muerte yo acepto tu ayuda, asistencia, protección, sabiduría y amor

 

Ella puede con toda facilidad leer nuestra mente, aura y energía y no necesita de que le hablemos, pero debemos darle permiso de que nos lea, de lo contrario no lo hará sin nuestro permiso.

 

-Juan Manuel