· 

No hay tal cosa como "Despertar espiritual"

Una de las meditaciones más usadas por monjes y maestros, es la meditación vipassana. Es una meditación donde de lo único que se trata es de "observar". Y es todo.


Cerrar los ojos y observar


Todo lo que ocurre en el preciso instante de la meditación, ¿para quién ocurre? Si hay emociones, ¿quién las siente? Puedes responder "pues Yo". Pero ¿quién es Yo? ¿Dónde está ese Yo? Durante el sueño profundo y sin sueños ¿dónde está ese Yo?


Ese Yo es incapturable por una razón muy específica: no existe. No lo vas a encontrar en ningún lado porque no está en ningún lado. En psicoanálisis el Yo no es otra cosa más que "lenguaje".  Jacqes Lacan (psicoanalista francés y padre de psicoanálisis lacaniano) decía: "el lenguaje no sirve, nunca ha servido" porque el lenguaje no está por ningún lado, ¿dónde ocurre el lenguaje? ¿En el cerebro? No. Y no se puede detectar una letra "A" en el cerebro a través de una tomografía o Rayos X. ¿Dónde está esa "A"? ¿En tu mente? ¿Dónde está esa mente? Si el Yo está basado en un lenguaje, "Yo" desaparece pero en el sentido de que ha desaparecido lo que nunca existió. Sé que esto es teoría psicoanalítica pura, pero es paralela a lo que se concibe en Advaita Vedanta (la enseñanza última).


Sostener el Yo, o sea la identidad, es como jugar un videojuego y sostener que el personaje jugado existe y que su existeicia es real, y comienzas a creer que el videojuego es la vida real. Eso es el Yo. Y es un juego, y como tal no puede ser "bien jugado" o "mal jugado" porque no existe, no puedes jugar "bien" o "mal" lo que no existe, además y para rematar, el jugador tampoco. ¿Entonces de qué de trata todo? No hay sentido, y ese sin sentido es lo que nos libera. Cuando descubres que nada era necesario, que nada tiene sentido, que nada tiene un propósito, ni siquiera tú, entonces eres libre y no reencarnas más. Dices: "ya no más" y apagas la consola de videojuegos.


-Juan Manuel

Escribir comentario

Comentarios: 0