Hipnosis Clásica

Es la Hipnosis común ofrecida en la mayoría de los espacios clínicos donde ofrecen Hipnoterapia. Utilizada apropiadamente es una técnica con cierto grado de eficacia, aunque carece de los alcances de la Hipnosis de Psicología de Alta Consciencia, puede ser eficaz en tratamientos para padecimientos sencillos.

 

Si su objetivo no es un conocimiento profundo de sí mismo o si el tratamiento para determinado padecimiento no requiere de mayor complejidad, se recomienda la Hipnosis Clásica, ya que su simplicidad permite un tratamiento básico. En cambio, si lo que desea es un alcance mayor en el análisis de la Estructura Psíquica, de la información almacenada en la memoria y de los Procesos Mentales Profundos con los cuales funciona la Psique, o el padecimiento que tenga requiere de mayor atención, lo más recomendable es optar por la Hipnosis Regresiva, Progresiva o Transpersonal ofrecidas en este espacio clínico.

 

La Hipnosis Clásica funciona con sencillas órdenes o instrucciones dadas al paciente para inducir un estado hipnótico caracterizado por la sensación de sueño y mediante el conteo regresivo, usualmente de 10 segundos pero puede variar. Una vez que el paciente se ha dormido puede seguir escuchando, aunque el habla del hipnotizado puede verse mermada o modificada.

 

La información obtenida con esta técnica no es profunda y la mayoría de los datos obtenidos son Recuerdos Encubridores, es decir, información falsa que se encuentra tapando o custodiando la información profunda y que es realmente importante.