Hipnosis Transpersonal

La Psicología Transpersonal se basa en los diferentes niveles superiores de la Estructura Psíquica, esta puede dividirse de la siguiente manera:

 

NIVELES DE CONSCIENCIA CARACTERÍSTICAS
Apeirón

La Consciencia consciente de sí misma, además de concebir, aceptar y percibir a Dios, es uno con Él

"Yo y El Padre somos uno" - Jesús

Hiperconsciencia La consciencia, consciente de sí misma, concibe, acepta y percibe  la Creación (Dios, La Fuente, La Creación, El Universo)
Supraconsciencia Hay consciencia de que se es consciente, es la consciencia consciente de que es consciente de sí misma
Consciente Hay un saber más allá del "Yo" - Consciencia del Ser y del Sí mismo, no realiza ningún juicio ni prejuicio a nada
Conciente Hay conocimiento de la propia persona "Yo", coloca juicios y adjetivos a la información que le llega
Preconsciente Es la puertecilla por que sirve de entrada y salida de la información del conciente al subconciente y viceversa
Subconsciente Es la información guardada y a la que el conciente no tiene acceso a voluntad, pero dicha información aún contiene los juicios que el conciente vía Super Yo le colocó
Inconsciente Es la información guardada a nivel más profundo, libre de juicios y prejuicios del conciente. Aquí el concepto de "no" es inexistente

 

Los cuatro primeros niveles (inferiores) están bajo las leyes físicas y químicas (aunque estas dos no son sus únicas bases). Los tres niveles superiores están enteramente basados en las Leyes Universales.

 

Transpersonal

 

Es una palabra compuesta y en forma de adjetivo, la cual contiene el prefijo trans que significa más allá de, superior a, por encima de, del otro lado de, y la palabra personal, derivado de persona, que a su vez viene de per-sonare, que significa hacerse escuchar o ser escuchado, y por extensión se refiere a una unidad pensante concebida como un individuo con consciencia autónoma, por lo que la Psicología Transpersonal se refiere a posicionar la atención de la persona en consciencia a un lugar más allá de esta. Aunque el término “Transpersonal” por sí mismo es un error, ya que al posicionar la atención más allá de la consciencia la personalidad deja de existir, en los niveles superiores de consciencia se diluye, didácticamente este concepto se sigue utilizando por común acuerdo dentro del ámbito de la psicología evolutiva, emocional y cómo no, transpersonal.

 

Las Siete Leyes Universales

 

Las Leyes Universales, desde el punto de vista de Hermes Trismegisto (Toth en Egipto) son siete, las cuales rigen todo lo que es y todo lo que existe, visible e invisible, material y etérico, etc., y con las cuales la creación o consciencia primera (Divinidad, Dios, Principio Único, Fuente de todo lo que es y lo que existe, etc.) lo ha creado todo incluidas las personas. Si se transgrede al menos una de estas leyes superiores, la persona genera sufrimiento. En filosofías orientales antiguas, esenias y sumerias se consideran más de 44000 Leyes que rigen el Universo, sin embargo es Hermes Trismegisto quien las condensa en 7 a las cuales llamó "Las Siete Leyes Generales del Universo".

 

Ley del Mentalismo: Todo es mente, todo lo que existe, existió y existirá es, fue y será siempre creado por la mente divina y humana.

 

Ley de la Correspondencia: Como es arriba es abajo y como es abajo es arriba. Como es adentro es afuera y como es afuera es adentro. Como es la creación es el hombre y como es el hombre es la creación.

 

Ley de la Vibración: Todo vibra. Todo es energía. Todo tiene una frecuencia vibratoria. Incluidas las emociones, el cuerpo, los pensamientos, etc.

 

Ley de la Polaridad: Todo tiene su opuesto, todo es dual, todo tiene su antagónico. Los antagónicos son la misma cosa pero en diferente grado. Los extremos se juntan.

 

Ley del Ritmo: Todo fluye. Todo en el Universo es cíclico. Todo tiene un periodo.

 

Ley de Causa y Efecto: Toda causa tiene su efecto y todo efecto tiene su causa. Nada es casual, todo es causal.

 

Ley de la Generación: Todo cuanto existe tiene su principio masculino y femenino.

 

Aunque la mayoría de las personas desconoce qué son las Leyes Universales e incluso ni siquiera saben de su existencia, eso no debe ser motivo de preocupación, no hace falta conocer todas las leyes, ni siquiera las básicas, para tener una vida próspera, abundante, saludable y en paz profunda, ya que todo está regido por una sola energía: el amor.

 

Quien vive en un estado de amor (universal) no transgrede nada, aunque desconozca incluso la existencia de tales leyes. El amor universal es por completo distinto a lo que generalmente se concibe como amor. El amor terrenal no es amor, es apego, y el apego viola de tajo todas las leyes, por eso el supuesto amor que sentimos genera tanto sufrimiento, sea amor a los hijos, a la pareja, a los padres, al trabajo, etc.

 

Apeirón

 

Más allá de toda consciencia, donde el ego, el yo, la personalidad dejan de existir, se halla un vacío carente de imagen y forma, una no-consciencia, es el lugar donde todo lo que existe, existe sin ninguna contrariedad, donde los opuestos se juntan, donde los polos se interceptan en armonía y en equilibro. El Apeirón es aquel lugar no topológico que está carente de toda consciencia o no es susceptible de consciencia, es decir, se trata de un estado evolutivo excéntricamente desarrollado y al cual se puede acceder vía la Psicología Transpersonal. Es el estado evolutivo cuyo desarrollo ya no pertenece al sujeto sino que pertenece al todo, sin principio y sin fin, es infinito no por tamaño sino por continuidad; es el lugar del todo y de la nada, donde todo y nada coexisten.

 

En términos de psicología, acceder al Apeirón significa salud plena y al instante. El ser humano es en primera instancia el ser, el ser es el todo y la nada, es el vacío carente de sentido y al mismo tiempo está lleno de nada. Esta aporía significa que el Apeirón conforma al ser y el ser conforma al Apeirón, inaccesible para la consciencia, la lógica, el raciocinio, el pensamiento, la suspicacia, etc., pero no lo es para el ser, el ser es el todo en acción, es la nada ocurriendo, es todo y nada, es la facultad plena del ser siendo.

 

Cuando el ser es, simplemente realiza lo que debe hacer que es ser, no hay más. El ser no es sufrimiento, no es angustia, no es palabras ni pensamiento, el ser trasciende en el todo, y sigue siendo una facultad infinita actuando en sí misma, no para otro, no para sí, sino en sí misma, por lo tanto allí no hay personalidad ni persona, no hay individuo ni separación, no hay dualidad  yo-tú, hay el todo, hay la unicidad, donde todo lo que existe es la unicidad, el unario, y no tiene sustancia ni materia, allí tampoco existe el tiempo ni el espacio, sino que es el amor (energía pura) que proviene de la fuente divina, el Apeirón es la fusión del ser en su continuidad infinita.

 

Apeirón = Amor Universal = Creación

 

¿Qué es una sesión de Hipnosis Transpersonal?

 

A diferencia de la terapia con hipnosis, en esta terapia no se lleva al sujeto a niveles del inconsciente sino que se le posiciona en la supraconsciencia y en la hiperconsciencia, lugares desde donde el sujeto puede examinar y analizar con plena facilidad los niveles desde el consciente hasta el inconsciente y solventar situaciones que le aquejan.

 

El paciente acostado y con los ojos cerrados es conducido paso a paso desde un estado de consciencia hasta la hiperconsciencia mediante la estabilización del campo electromagnético corporal. Ya en este estado, se le enseña al paciente las Leyes Universales, cómo funcionan, cómo se usan y sobre todo cómo sanar o modificar los cuatro cuerpos: el físico, el emocional, el mental y el energético.

 

Una terapia de esta índole requiere que el paciente esté abierto a todas las posibilidades de consciencia y de evolución de la misma, además de que se requiere de un terapeuta que esté por completo preparado en la teoría, pero sobre todo en su desarrollo personal apto para poder ofrecer esta terapia. Es muy difícil encontrar espacios serios que ofrezcan esta oportunidad y es aun más difícil encontrar a alguien realmente preparado, ya que quien desee ofrecer esta terapéutica ha debido de pasar por un proceso evolutivo muy importante para poder llevar al sujeto a esta clase de desarrollo tan excéntrico. Ningún psicólogo podrá llevar a su paciente más allá de donde ha llegado él mismo.

 

*La concepción de Psicología Transpersonal que aquí se muestra es desde la perspectiva de Psicología de Alta Consciencia y no debe considerarse igual que a la concepción teórica clásica.