El Estado de Iluminación

Conseguir un estado de iluminación significa estar con el todo, ser el todo, serlo todo al mismo tiempo, tanto lo que a la consciencia le parece agradable como desagradable, malo o bueno. Tiene que ser así, puesto que esos son conceptos única y exclusivamente humanos, ya que en el Universo, en el todo, en lo todo, tal diferencia es inexistente.

 

El estado de iluminación significa hacerse responsable, es permitir que el ser sea. Cuando de verdad ocurre esto, el estado del ser se convierte en un asunto permanente, mágico, hermoso y esplendoroso, y lo que parecía inalcanzable, se convierte en un estado natural de permanecer.

 

Estar iluminado no significa estar sentado en posición meditativa, con los ojos cerrados, significa que el ser se a vuelto a sí mismo, significa que el ser se vuelve consciente de sí mismo, de que es el ser siendo.

 

¿Cómo lograr el estado de iluminación?

 

Primero hay que entender que el estado de iluminación ya es, es como cuando durante todo el día respiramos sin darnos cuenta, y de repente, por algún motivo, nos damos cuenta de que estamos respirando. La iluminación no deja de existir sólo porque no estés consciente de ella, ni porque creas que es un estado a alcanzar. Es tomar consciencia de que se está tomando consciencia.

 

Ejercicio para un Estado de Iluminación

 

La manera directa es abriendo y equilibrando el Ajna Chakra, o Chakra del tercer ojo, se encuentra entre ambas cejas, donde comienza la nariz y está relacionado con la glándula Pineal.

 

Cierra los ojos e imagina una gran luz blanca o violeta brillando esplendorosamente en este lugar. Mantén esta radiante luz.

Dirígete al corazón y glándula Timo, la cual está en el centro del pecho, donde está el Manipura Chakra, o Chakra del corazón, imagina que allí yace una gran luz blanca o rosa, que emite paz, armonía y amor, y que te centra en el sí mismo.

 

Envía una gran luz desde el Timo-corazón hacia el Ajna Chakra y glándula Pineal y los unes esplendorosamente.

 

Luego envía una gran luz desde este Chakra hacia el centro del Universo, hacia La Fuente, es decir, hacia lo que creó todo y sigue creando.

 

Una vez conectado con La Fuente no existirá nada más que el ser siendo.

 

Allí todo ya es. Y está bien tal y como es.