Hipnosis y Psiquiatría

El modelo básico de la Psiquiatría es abordar la caracterología psíquica humana con base en el modelo médico y farmacológico, a pesar de ello, ha optado por hacer uso de la Hipnosis Clínica ya sea para evitar el uso de medicamentos o bien para complementar este modelo puramente fisiológico.

 

Por regla general, en todos los padecimientos psicológicos es posible evitar el uso de medicamentos, incluso en padecimientos complejos o en estados de crisis. Al tanto de ello, muchos psiquiatras se decantan por aprovechar diversas técnicas psicológicas, una de las más importantes y más usadas es la Hipnosis en cualquiera de sus variantes.

 

Se prevé que la Psiquiatría eventualmente desaparezca, ya que hoy en día ella sólo existe debido al negocio que representa para las farmacéuticas la distribución y venta de medicamentos (drogas), la mayoría muy dañinos para el cuerpo y el organismo. Si esta área desea prevalecer, tendrá que decantarse al terreno psicológico, espiritual y hasta filosófico, de lo contrario seguirá condenada a desaparecer, la Psiquiatría tendrá que ser espiritual o no será más.

 

Por fortuna, algunos psiquiatras contemporáneos, como el Dr. Brian Weiss, no solamente han preferido utilizar la Hipnosis en vez de la medicación, sino que incluso ha estudiado profundamente el fenómeno de las vidas pasadas, al cual se le puede encontrar muy comúnmente en el proceso hipnótico. Por si fuera poco, con el uso de la hipnosis es posible eliminar del cuerpo restos de medicamentos alojados allí ya que no los puede desechar por sí solo, con la ayuda de la hipnosis se puede lograr que el cuerpo, células, órganos y hasta la piel eliminen restos de medicamentos aunque hayan estado alojados por varios años.

 

La mejor medicina es la alegría, el amor y la mente, Freud decía que no hay tristeza que un gran abrazo no pueda curar; por su parte, Jacques Lacan (psiquiatra y psicoanalista francés) prescindió por completo del uso de la farmacología incluso en casos graves de esquizofrenia y paranoia, su herramienta privilegiada  que tuvo en sus manos y que nunca soltó para tratar todos los casos fue, aunque parezca difícil de creer, la palabra y solamente la palabra. El simple hecho de permitirle a la palabra expresarse a través de los pacientes (o sujetos como les llamaba), Lacan fue capaz de lograr lo que la psiquiatría no ha logrado jamás, solventar las psicosis y equiparar la enfermedad mental con una teoría filosófica, es decir que en el discurso del "loco", él no veía una supuesta enfermedad sino que veía un discurso tan complejo que lo equiparaba con una sistema filosófico.

 

En la Hipnosis de Psicología de Alta Consciencia se le da la palabra a la palabra, no al hipnotizado, esto permite acceder hasta lo más profundo de la Estructura Psíquica y hacerle un estudio exhaustivo sin la necesidad de dormir al paciente, como en la Hipnosis Clásica. Otorgarle la palabra a la palabra elimina de tajo el uso del medicamento, este sólo obstaculiza la cura.

 

La palabra habla. Si la psiquiatría considerara esto, no habría necesidad de psiquiatría.