Activación del Merkaba

El Merkaba o Vehículo Lumínico Energético del Cuerpo, es un campo magnético extremadamente potente, localizado alrededor del cuerpo físico. En realidad consta de dos campos magnéticos en forma de tetraedro (tres lados) cada uno, dispuestos de modo en que una de las pirámides apunta hacia arriba y la otra hacia abajo, girando sobre su propio eje en sentido contrario una de la otra, en sí, ambas giran hacia la derecha, pero una gira a la derecha en perspectiva desde arriba y la otra también gira a la derecha pero vista desde abajo, dando la impresión de que giran contrarias una de la otra.

 

Ambos tetraedros se anclan en dos de los siete Chakras, la pirámide norte se ancla en el Sahasrara Chakra (séptimo chakra o chakra de la corona) y la pirámide sur se ancla en el Muladhara Chakra (primer chakra, chakra raíz o chakra base). La velocidad del giro puede ser mucho más rápida que la velocidad de la luz porque en este campo magnético el espacio-tiempo se funde hacia adentro hasta colapsar dentro de sí mismo y desaparecer. Nótese que el Merkaba es un campo magnético y no electromagnético, es decir que es un campo energético carente de electrones, por lo que es  mucho más sutil, puro, diáfano y potente porque no está limitado por el peso de los átomos y es así como no está regido por las leyes físicas como la de la gravedad.

 

Su giro es tan potente que es capaz de sanar imperfecciones físicas de cualquier parte del cuerpo físico, etérico, mental o emocional, así como las diferentes capas del aura, los Chakras, y la energía de cada órgano corporal. La velocidad del giro de este campo puede ser variable al gusto personal y dependiendo de lo que se requiera hacer.

 

 

El campo magnético Merkaba también sirve para realizar viajes etéricos hacia otros lugares del espacio físico donde se encuentre la persona en ese momento, a diferentes partes del planeta, a diferentes planetas, a sistemas solares e incluso al centro físico y etérico del Universo. La experiencia es increíble. Esto se logra porque al girar a velocidades tan altas, la energía se compacta en sus polos y se extiende hacia los extremos, literalmente se observa como una nave espacial, de ahí el nombre de vehículo de luz que a veces se le da al Merkaba.

 

Se piensa que los Objetos Voladores no Identificados (OVNIS) que en ocasiones se aprecian en el cielo como cúmulos de luz, son en realidad los cuerpos de luz o Merkabas de seres o razas más evolucionados que nosotros y que se encuentran en otros sistemas estelares, viniendo a la Tierra en sus vehículos de luz y no en sus cuerpos físicos por varias razones:

  • No pueden viajar con sus cuerpos o naves físicas a tanta distancia desde su lugar de origen a la Tierra
  • No viajan en sus cuerpos o naves físicos para no contaminarse de la polución en nuestro ambiente ni de las energías emitidas por los humanos las cuales son de muy baja vibración y debido a su evolución les resultarían altamente tóxicas
  • Debido a su alta evolución, no necesitan viajar con sus cuerpos o naves físicos a otros lugares, les basta con viajar en sus propios vehículos energéticos para conocer y estudiar otros planetas y otras formas de vida
  • Su evolución es tal que ya no tienen cuerpos físicos

Nosotros podemos hacer lo mismo que aquellos seres o civilizaciones avanzadas mediante nuestro propio Merkaba, con un poco de práctica y teniendo el conocimiento adecuado de cómo construirla podemos fácilmente visitar otros planetas o sistemas habitados. En mi experiencia personal, he encontrado a pacientes que en pleno viaje etérico mediante el Merkaba, no pueden ingresar a ciertos lugares que encuentran en el Universo aunque su Merkaba esté perfecta, lo que ocurre es que hay razas estelares que protegen sus planetas, sus hábitats e incluso sistemas solares enteros con un campo energético mayor precisamente para evitar que seres no invitados entren a su espacio, es la manera en que ellos se protegen. Nosotros deberíamos hacer lo mismo con nuestro planeta.

 

 

La palabra Merkaba o Merkabah viene del Hebreo antiguo מרכבה que significa vehículo o carroza, donde Mer significa Luz, Ka significa Espíritu, y Bah significa Cuerpo, es decir Vehículo de Luz Contra rotatorio de Ascensión, consta, como ya se dijo, de dos tetraedros los cuales son del mismo tamaño y su centro siempre es el mismo: el corazón, y se activa mediante el uso de la energía tanto propia como del Universo, la energía entra por el Chakra Corona y por el Chakra Raíz, ambos desembocando en el corazón, el cual al ser un generador expande la energía a todo el cuerpo y a todos los niveles del aura para llevar dicha energía al Merkaba la cual funciona tal cual el combustible de un vehículo.

 


Una vez activado este campo magnético se le conecta desde el propio corazón con dos lazos lumínicos igualmente potentes, uno que va dirigido desde el corazón hacia la Energía Universal pasando por el séptimo Chakra y otro lazo que va desde el corazón hacia la energía central de la Tierra (que es como un gran cristal de cuarzo) pasando por el Chakra raíz, de este modo se construye el campo magnético Merkaba.


 

El Merkaba se puede activar de muchas maneras, la más usada es la meditación aunque también, y de manera más efectiva, se le puede activar bajo hipnosis. Para activarla de manera adecuada también se utiliza el Sistema Endócrino, especialmente la glándula Timo localizada en el centro del pecho, justo a un lado del corazón y la glándula Pineal localizada en medio de la cabeza. Así mismo se utilizan el Chakra Base, el Chakra Corona, y el Octavo Chakra o Chakra del Alma. Activar el corazón y las dos glándulas mencionadas es indispensable para activar, mantener y energizar el Merkaba, sobre todo si el objetivo es sanar alguna parte del cuerpo. Todo el procedimiento dese el inicio hasta que queda construido, activado y energizado el Merkaba dura aproximadamente 15 minutos, el tiempo restante se utiliza para sanar el cuerpo, la mente o las emociones, y si así se desea también para viajar en el tiempo, a otros lugares de la Tierra o del Universo, entrar al Registro Akáshiko, sanar a distancia a otra persona o algún lugar diferente, conectar con seres de luz, seres y civilizaciones más avanzadas, almas, etc.

 

 

Una vez que el Merkaba está listo, se procede a probarlo para corroborar que ya esté activado y que realmente funcione, la comprobación es muy simple, en tanto que vehículo, al Merkaba se le da la orden de que gire a una velocidad específica que uno elija, por ejemplo girar a 1/8 de la velocidad de la luz, cuando esto sucede el Merkaba se activa a lo especificado y la persona siente un tirón o un jalón de fuerza y energía en todo el cuerpo, a veces es tal que incluso el cuerpo se deladea o se inclina a pesar de nuestros esfuerzos de mantenerlo estable. Si durante la comprobación se corrobora que el Merkaba está listo, entonces se procede por fin a la sesión de curación y de sanación, la cual puede extenderse a más de una hora, dependiendo de lo que se tenga por hacer o del objetivo previamente establecido.

 

El Merkaba es literalmente una nave o vehículo y está hecho de pura energía lumínica, es una nave que es parte del cuerpo, es una nave biológica, se la controla con la mente mediante comandos, instrucciones u órdenes que se le dan, igual que como se pre programa a una computadora para que realice cierta tarea y ella simplemente la realiza de acuerdo a lo especificado. Este campo magnético es un ser vivo, somos nosotros en estado etérico o energético y con él somos capaces de realizar lo indecible, lo inimaginable. En el futuro activar y viajar etéricamente a otros planos de existencia en el Merkaba será tan común como lo es hoy viajar en automóvil.

 

Se han descubierto agrogramas o "crop circles" del Merkaba, como el encontrado en Inglaterra, su simbología alude a la activación de nuestro campo magnético personal para lograr la evolución individual y colectiva como raza humana.