Cirugía Astral

Existen al menos dos cuerpos, el físico y el etérico, este es la energía con la que funciona el primero. Cada parte del cuerpo físico, cada órgano, cada célula tiene alojada su energía en un cúmulo llamado Cuerpo Etérico, el cual es en verdad un cuerpo con todos y cada uno de los órganos que lo componen pero a un nivel no físico.

 

La cirugía Astral es literalmente una cirugía pero realizada en una o más partes del cuerpo Etérico o Astral. Cuando existe una anomalía en el Cuerpo Físico es porque también existe en la misma zona del Cuerpo Etérico y al igual que como en el Cuerpo Físico, hay que atenderlo.

 

La Cirugía Astral se lleva a cabo mediante el uso de la Sanación por Imposición de Manos, la llevan a cabo Médicos Astrales, Cirujanos Astrales y Psicólogos Astrales, ellos son seres que en vida se dedicaron a estas áreas y que una vez desencarnados han decidido seguir ayudando a nuestros hermanos en vida que padezcan alguna enfermedad para su curación y sanación física y psicológica.

 

La Cirugía Astral se realiza, siempre y en todos los casos, con la asistencia del mundo etérico, sea con los ya mencionados Médicos Etéricos, pero también a veces intervienen Ángeles y demás asistentes de este mundo antimateria. Todos ellos son seres de luz muy hermosos, llenos de luz brillante y su objetivo es mejorar la condición física del paciente cuyo templo corporal no es el más óptimo, esta clase de tratamiento funciona para tratar absolutamente todas las enfermedades físicas existentes.

 

Los seres etéricos pasan su energía de alta vibración a través del Cuerpo Físico del terapeuta, el cual canaliza dicha energía a través de sus manos al Cuerpo Físico y al Cuerpo Etérico del paciente, por esta razón debe llevarse a cabo utilizando la técnica de la Sanación por Imposición de Manos.

 

Como se trata de una cirugía real, comúnmente el paciente deberá guardar el reposo indicado una vez que concluya la sesión. Todas las sesiones son ambulatorias por lo que el paciente puede pasar el periodo de convalecencia en casa, aunque tal periodo de recuperación no siempre es necesario.

 

Esta técnica se realiza cuando el cuerpo físico se encuentra dañado en una o más de sus partes, como órganos, músculos, etc. Aunque se trate de una cirugía real, el paciente permanece acostado, en calma y en ocasiones puede llegar a quedarse aparentemente dormido ya que mientras se realiza la cirugía, sus Guías Astrales personales aprovechan para llevarlo al mundo etérico y proporcionarle algunas enseñanzas o directrices de vida, por lo que pareciera que está dormido.

 

En la mayoría de las ocasiones, la Cirugía Astral es llevada a cabo bajo Hipnosis para potenciar su efectividad, además de que también es necesario revisar las emociones que han generado tal desequilibro en el cuerpo y así asegurar la recuperación absoluta del paciente.